grupo%20de%20oracion%20de%20las%20madres
LA UNCIÓN DE ENFERMOS

LA COMPASIÓN DE DIOS CON ELQUE SUFRE

La enfermedad, encuentro con Dios

La enfermedad puede conducir a la angustia, al repliegue sobre sí mismo, a veces incluso a la desesperación y a la rebelión contra Dios. Puede también hacer madurar a la persona, ayudarla a discernir en su vida lo que no es esencial para volverse hacia lo que lo es.Con mucha frecuencia, la enfermedad empuja a una búsqueda de Dios, un retorno a él. Los hijos de Dios, en la enfermedad, podemos contar con Cristo médico, que “tomó nuestras flaquezas y cargó con nuestras enfermedades” (Mt 8, 17; cf Is 53, 4).

El Papa Francisco sobre la Unción de Enfermos...

“Cada vez que celebramos ese sacramento, el Señor Jesús, en la persona del sacerdote, se hace cercano a quien sufre y está gravemente enfermo, o es anciano. Dice la parábola que el buen samaritano se hace cargo del hombre que sufre, derramando sobre sus heridas aceite y vino.”

Papa Francisco, Audiencia del 26 de febrero de 2014

¿Qué es el Sacramento de la Unción de Enfermos?

La Iglesia, habiendo recibido del Señor el mandato de curar a los enfermos, se empeña en el cuidado de los que sufren, acompañándolos con oraciones de intercesión. Tiene sobre todo un sacramento específico para los enfermos, instituido por Cristo mismo y atestiguado por Santiago: «¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor» (St 5, 14-15).

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, n. 315

¿Cuál es el Rito?

La celebración del sacramento de la Unción de los enfermos consiste esencialmente en la unción con óleo, bendecido si es posible por el obispo, sobre la frente y las manos del enfermo (en el rito romano, o también en otras partes del cuerpo en otros ritos), acompañada de la oración del sacerdote, que implora la gracia especial de este sacramento.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, n. 318

¿Qué tengo que hacer para recibir la Unción?

El sacramento de la Unción de los enfermos lo puede recibir cualquier fiel que comienza a encontrarse en peligro de muerte por enfermedad o vejez. El mismo fiel lo puede recibir también otras veces, si se produce un agravamiento de la enfermedad o bien si se presenta otra enfermedad grave. La celebración de este sacramento debe ir precedida, si es posible, de la confesión individual del enfermo.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, n. 316

 

1. Preparar tu Confesión en la presencia de Dios. Quizá te pueda servir este folleto como guía. [Descargar folleto sobre la Confesión]

 

2. Avisa a uno de los sacerdotes que atienden la Parroquia, mira los horarios de atención.

3. Si quieres, puedes solicitar este Sacramento desde nuestra página web.